oficina en casa

Decora tu oficina en casa como un interiorista profesional en 5 pasos.

Desde hace meses, el mundo laboral ha dado un gran giro. Cada uno a su manera y desde su perspectiva, pero no es lo mismo. Seguramente muchos os habéis tenido que enfrentar al trabajo desde casa.

Y aunque esta situación se venía planteando hace mucho tiempo, el teletrabajo parece que llegó para muchos y no parece que vaya a marcharse. por eso te vamos a dar estos 5 tips para ayudarte a decorar tu oficina en casa.

Septiembre es ese mes en que la vida vuelve a su cauce, las vacaciones de verano acaban, hemos recargado nuestra energía y toca volver a la normalidad del día a día. Es cierto que este año hablar de “normalidad” es más bien anormal, pero ante las nuevas situaciones, debemos adaptarnos de la mejor manera posible. Tal vez seas de los que el teletrabajo se ha instalado en tu casa y no tengas más remedio que adoptarlo, al menos, por una buena temporada.

Pues bien, muchas veces hablamos de las tendencias en decoración, cómo amueblar un dormitorio o esos tips para que tu casa esté a la moda. Y, ¿qué hay de nuestros espacios de trabajo? Es la ocupación a la que dedicamos más horas al día, por eso, tenemos que poner cuidado y atención al lugar donde desarrollemos nuestras labores profesionales, creando un ambiente relajado, armonioso y con buena vibra para que nos podamos concentrar sin preocupaciones. 

En esta ocasión, te vamos a dar unos trucos para que puedas acomodar tu espacio de trabajo en casa para que seas totalmente efectivo. Recuerda que tu estado de ánimo afectará a tus tareas, al tiempo que dediques y cómo te sientas. Así si quieres empezar con buen humor y entusiasmo tu jornada laboral, es primordial que diseñes una zona de trabajo acorde. 

UBICA TU ZONA DE TRABAJO

Lo primero es definir cuál va a ser tu zona de trabajo. No todos contamos con el mismo espacio. Puede que destines una estancia de casa como despacho o, por el contrario, vivas en un piso más pequeño y debas acomodar un rincón del salón o el dormitorio para tus funciones laborales. Sea cual sea tu opción, tu lugar de trabajo debe ser funcional y cómodo.

Intenta que la zona no destaque por encima del resto, es decir, una vez finalizada tu jornada, ésta no sea un foco de estrés y puedas disfrutar haciendo otras tareas de ámbito privado y familiar desconectado totalmente de tu trabajo. Además, es importante que crees un diseño con un estilo y colores similares al resto del espacio. 

Elige siempre el mobiliario de oficina adecuado. Requisito imprescindible. Asegúrate que el escritorio tenga las medidas apropiadas para tus tareas, tanto la altura como la superficie del tablero. Y aunque tu fisioterapeuta estará agradecido de tener trabajo, si no quieres padecer dolores de espalda o lumbares, hazte con silla cómoda, a poder ser ergonómica, con reposabrazos y altura ajustable.

Ten en cuenta que vas a pasar muchas horas sentado/a en ella y debes adoptar una buena posición, lo cual además de afectar a tu cuerpo también favorecerá a tu rendimiento. Muchas marcas de mueble están al día y tienes una infinidad de opciones para elegir el kit de mobiliario que mejor se adapte gusto y estilo. 

Incluso para los rincones más pequeños, existen escritorios abatibles con mucha personalidad. Si debes compartir espacio con el resto de la familia, te aconsejamos separar la zona con un biombo decorativo o alguna estantería separadora que puedas mover con facilidad y te ayude a aislarte mientras trabajas.

Respecto a la distribución, dependerá mucho de las dimensiones y la forma de la estancia, pero lo mejor es que ubiques la mesa de trabajo hacia la puerta, así despejarás tu alrededor y evitarás distracciones, y asegúrate de tener una ventana en un lateral que te proporcione luz natural indirecta. Además, deberás tener en cuenta con que herramientas audiovisuales trabajas, si necesitas hacer un videoconferencia, intenta no tener elementos decorativos que despisten la atención del interlocutor. Mantén una imagen limpia y neutra a tu espaldas.

UNA BUENA ILUMINACIÓN

Otro de los aspectos que debes tener muy presente a la hora de diseñar tu zona de teletrabajo es la iluminación. Trabajar con una luz equilibrada es esencial para nuestro rendimiento laboral y personal. Como ya te hemos comentado anteriormente, la luz natural es el principal foco de iluminación que debe predominar.

La luz solar te energizará y eso te hará más productivo. Aunque intenta que ésta no se dé de manera directa, ya que puede provocar reflejos u oscurecer la pantalla. Pero no debemos olvidarnos de reforzarla con iluminación artificial. Como sabes, hoy en día existen lámparas de diseño que, además de cumplir su función, aportan personalidad y carácter a la estética de tu lugar de trabajo.

Preferiblemente, te recomendamos lámparas de sobremesa que ofrecen una iluminación ambiental más adecuada para escritorios o mesas de trabajo que las luces cenitales. Acomoda la lámpara en el lateral opuesto a tu brazo de escritura para no provocar sombras.

Aunque es un aspecto más personal, la luz fluorescente tiende a perjudicarnos emocionalmente, por eso es preferible optar por iluminación más cálida que además resulta más acogedora que conseguirás con luces led, una de las tecnologías más usadas en las mejores diseños de lámparas.

FUERA DISTRACCIONES

Lo que más aprecies a la hora de crear tu espacio de trabajo sea la funcionalidad y la concentración que te proporcione la zona para llevar a cabo un trabajo productivo.

Así si quieres conseguirlo, no te queda más que apartar de tu alcance cualquier distracción. Es más fácil lograrlo si tienes una estancia exclusivamente para ti y no tengas que compartir con nadie. Pero nada es imposible. 

Debes tener en cuenta tu carácter, de qué manera desarrollas tu trabajo y las necesidades que eso comporta. No es lo mismo sentarse durante varias horas delante de un ordenador para concentrarte al 100% a necesitar espacio para moverse si eres una persona más activa. Así que idea un diseño que te ayude a inspirarte y que te resulte atractivo y cómodo también visualmente. 

Ten cerca todo lo que necesites. Evita tener que ir arriba y abajo para buscar diferentes cosas que lo único que provocarán es una pérdida de tiempo.

La constancia es una de las mejores herramientas para que tu mente trabaje, si continuamente la distraemos harás que tu producción disminuya, no conseguirás tus objetivos y te sentirás mucho más agotado.

Si una de estás distracciones proviene de otros miembros de casa con los que, irremediablemente, tienes que compartir espacio, una buena opción es optar por escuchar música relajante para aislarte. 

SER ORDENADO SÍ IMPORTA

Puede que el orden y la organización no sean tu fuerte, pero si no quieres volverte loco/a debes mantener el espacio de trabajo ordenado y visualmente limpio.

Antes ya te mencionábamos la importancia que tiene mantener cerca todo lo que necesites. Por eso, una de las claves es incluir zona de almacenaje donde puedas guardar de forma organizada cualquier documentación, aparatos electrónicos o herramientas profesionales sin necesidad de tenerlo amontonado en tu mesa de trabajo.

Puedes optar por estanterías de pie con diferentes estantes al lado del escritorio o, si no tienes el espacio suficiente, puedes colocar baldas o ganchos sobre la pared. Hoy en día también existen cajas decorativas y otros accesorios, como revisteros, que son una buena alternativa para espacios reducidos o compartidos.

Recuerda que mantener el ambiente limpio y ordenado impulsan, no sólo a la concentración y la productividad, sino a tener un buen estado de animo. En interiorismo, la organización, distribución y limpieza del espacio es un factor relevante que debemos tener en cuenta a la hora de crear el diseño.

Si a esto le añades que va a ser el espacio donde más horas pases del día, debes tenerlo mucho más en cuenta. Además, si realizas haces grabaciones o videoconferencias, vas a transmitir emociones mucho más positivas si el ambiente lo mantienes cuidado. 

COLORES y DETALLES DECORATIVOS

Por último, si nosotros te traemos estos consejos no es de manera gratuita. Y es que sabemos la importancia que tienen los pequeños detalles en cualquier diseño de interiores.

Por eso, marca tu propio estilo. Siéntete a gusto con el espacio. Es cierto que no estamos acostumbrados a diseñar nuestro propio lugar de trabajo, sobretodo si trabajamos en una oficina o empresa grande. Pero puedes verlo como una gran oportunidad para crear un rincón con tu personalidad. 

Escoge colores neutros y claros, como los pasteles, que aportan equilibrio y favorecen la salud emocional. Además, como sabes, estas tonalidades ayudan a crear un ambiente más amplio visualmente, lo cual no te provocará agobio y trabajarás más relajadamente que si aplicas colores más estridentes.

También puedes añadir un velas o ambientadores que proporcionen aromas agradables al espacio.

Aunque en ocasiones los olores pasen desapercibidos a nivel de diseño, es importante que los tengamos en cuenta sobretodo si queremos fomentar emociones o un estado de ánimo en concreto, como la concentración o anti estrés, en el caso del teletrabajo. Aromatiza el ambiente con olores con toques cítricos, como el limón o el pomelo, o naturales, como tomillo o la albahaca. 

Y si quieres mostrar pasión por el interiorismo, es hora de darle toques personales con decoración y accesorios. Puedes añadir notas de color más vibrantes con algunos objetos decorativos así como plantas, que son una de las mejores opciones para mantener el espacio de trabajo activo, relajado y, a la vez, oxigenado.

También es un buen momento para costumizar tu propios muebles o renovar muebles antiguos. Si te gusta arriesgar, tal vez optes por el papel pintado para una de las paredes o añadir un cuadro o un póster motivacional. 

Sabemos que son tiempos de incertidumbre, en los que hay que adaptarse a nuevas situaciones y una de ellas es esta.

Trabajar desde casa puede ser un comportar sus pros y contras, pero si quieres sopesar la balanza hacia los beneficios, qué mejor solución que empezar por diseñar tu propio espacio. Tus gustos y tu personalidad. Tu zona de trabajo tiene que invitarte a no salir nunca. Provocarte buenas sensaciones, trasmitir positividad y generar una energía arrolladora.

Desde Lobo Studio, esperamos que os haya servido estos tips para empezar a crear los mejores oficinas en casa. Y si lo necesitas, no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos a diseñar y visualizar tu espacio. 

Para ver más inspiraciones propuestas por el equipo de Lobo Studio puedes ver nuestro Pinterest o puedes ver nuestro portfolio.