mejores arquitectos del mundo

Ranking de los 6 mejores arquitectos del mundo by lobo studio.

Si buscas conocer a los mejores arquitectos del mundo, este es el artículo indicado. Hemos realizado un análisis exhaustivo de sus obras y el impacto que han generado en la sociedad.

¡Empezamos!

FRANK LLOYD WRIGHT (1867 -1959)

“Si inviertes en belleza, permanecerá contigo toda la vida”

Aunque nunca admitió que su obra fuera incluida dentro del concepto de arquitectura moderna los proyectos más icónicos de Lloyd Wright han sido referencia de arte contemporáneo. Un ejemplo de ello podría ser el Guggenheim de Nueva York (1959), una de sus últimas grandes edificaciones que se caracteriza por sus redondas y curvas formas, que se alza hacía el cielo como un gran cilindro de hormigón blanco.

Sin embargo, su infancia dentro del seno de una familia de agricultores dejó en él una gran huella rural, que más tarde el propio Frank plasmaría en una serie de viviendas de estilo ‘pradera’, incluida la Frank Lloyd Wright Home and Studio (1898), su vivienda familiar en el estado de Illinois, Estados Unidos, y declarada hoy como Monumento Histórico Nacional.

En total, el estadounidense proyectó más de 670 edificios, aunque sí hay alguno que destaca por encima de todos es La Casa de la Cascada (1937), en Pensilvania, referencia de arquitectura moderna en la actualidad. El gran logro de Lloyd Wright con esta obra fue realizar una composición perfecta con el entorno natural de grandes bosques que rodea la casa. Símbolo entonces  del  estilo funcional del estadounidense quién describía así lo que para él significaba la arquitectura: “debería evitarse lo que no tiene utilidad o función real, dejando paso al espacio a una arquitectura sana y libre de ornamentos superfluos”. Hoy en día, Fran Lloyd es uno de los grandes arquitectos de la historia de los Estados Unidos y una de las grandes figuras a nivel mundial.

ZAHA HADID (1950- 2016)

«Lo esencial es tener el coraje de arriesgar y desarrollar nuevas ideas.»

De origen iraquí, fue la primera mujer, y la única hasta la fecha, en recibir el premio más reconocido del mundo de la arquitectura, el premio Pritzker en 2004. No hubo techo de cristal que Hadid no derribará a pesar de los obstáculos que tuvo que sortear solo por su condición de ser una mujer árabe y extranjera, ya que pasó la mayoría de su vida instalada en Londres. 

Su obra siempre se ha asociado el movimiento deconstructivo dentro de un estilo modelo y vanguardista. Muy amiga de la creatividad y de la originalidad, sus proyectos fueron clave para lograr una transición limpia y clara entre la arquitectura tradicional y la arquitectura del futuro, aún con la crítica encima que la acusaba de ser demasiado extravagante en su oficio. Sin embargo, y debido a este motivo, al de ser demasiado atrevida,  muchos de sus diseños no se llevaron a cabo, sobre todo al inicio de su carrera, allá por los años 80 y 90. Fue entonces cuando se le puso el sobrenombre de arquitecta de papel’. Apodo que hasta la crítica especializada desestimaría años más tarde por el de ‘dama de la arquitectura’.

Ninguna obra representa más su sello personal como el Centro Acuático Olímpico de Londres, construido especialmente para las Olimpiadas de 2012 en la capital inglesa. Años antes, ya había experimentado lo que eras diseñar proyectos para grandes eventos. En este caso fue en 2008 cuando se le encargó el Pabellón Puente de la Exposición Especializada de Zaragoza. Ambas obras se caracterizan por su color blanco y sus formas curvilíneas. No obstante las formas cúbicas superpuestas también han sido un elemento recurrente como se puede apreciar tanto en el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal, en Ohio como en el Museo Nacional de las Artes del s.XXI en Roma.

FRANK GEHRY (1929 – )

 «Las ciudades tienen que tener iconos. Bibliotecas, hospitales, museos. Dentro de 100 años, la gente los verá y dirá: «¿Qué es eso?». Y pensará: es arte. «

A pesar de sus 92 años es uno de los pocos arquitectos más famosos en el mundo que sigue en activo. Conocido como ‘el arquitecto de las formas’, su obra es una clara representación de lo que significa ser escultor y arquitecto al mismo tiempo. Sus proyectos son reconocidos incluso por el público no especializado gracias a sus raras formas geométricas que, en muchos casos, se superponen unas encima de otras.

Canadiense de nacimiento, en sus años de estudios, Ghery ya era admirador de otro de los grandes, Le Corbusier (más abajo hablamos también de él), de quien extrajo la idea de arquitectura como arte, siempre sin perder la funcionalidad de la estructura. Aunque al otro lado del atlántico, Ghery siguió la estela de Lloyd Wright, y fue el diseñador de la arquitectura del Guggenheim de Bilbao, uno de sus proyectos más alabados. Como en casi todas sus obras, el autor usó una fachada de metal y unas estructuras ovaladas para poder jugar con el volumen de estas y dotar al edificio de formas curvilíneas.

Los expertos han calificado el estilo de Fran Ghery como de deconstructivo por su manera de jugar con todas las formas geométricas posibles para crear una obra aún más compleja. Destaca al uso frecuente por parte del arquitecto de contrachapados sin acabar, usando de manera frecuente materiales metálicos como el aluminio.  Entre sus obras más conocidas se encuentran  la Sala de Conciertos de Walt Disney, en Los Ángeles, el Museo de Arte Wisman, en Minnesota y el rascacielos New York by Ghery, en la misma ciudad estadounidense.

RICHARD MEIER(1934 – )

“No debemos confiarnos en aquellos que presumen de generosos con el bien ajeno.”

Su último gran proyecto, la nueva torre residencial de lujo en Taipei, Taiwán, es el puro reflejo de la esencia arquitectónica de este arquitecto estadounidense nación en New Jersey. El blanco como esencia fundamental que transmite la pureza, que al parecer de Meier, representa esta disciplina, y una fachada limpia con claridad lineal formada por dos volúmenes geométricos.

Aunque Richard Meier siempre ha rehuido de las clasificaciones, lo cierto es que su estilo podría incluirse dentro del vanguardista y minimalista, buscando siempre el equilibrio medioambiental con el entorno. Es muchas ocasiones el autor ha reconocido que esta última influencia le viene de otros grandes arquitectos (incluidos en esta lista) como Le Corbusier y Lloyd Wright. Aunque, a diferencia de ellos, el estadounidense ha dedicado su vida a proyectos residenciales, sobre todo casa exclusivas, y a museos. Uno de los más importantes es el Museo Macba de Arte Contemporáneo, en pleno barrio del Raval en Barcelona, que supuso toda una revolución para la zona debido al ordenamiento de formas curvilíneas tanto exteriores como interiores.

No obstante, Meier también ha dedicado su obra a proyectos relacionados con la religión, como la Iglesia del Jubileo, en Roma, construida con paneles de hormigón prefabricados, baluarte por excelencia dentro de los materiales más utilizados por el de New Jersey. En la década de los ’70, Richard pasó a ser incluido en la lista de ‘Los cinco de Nueva York, junto a otros cuatro arquitecto famoso, y durante toda su carrera ha sido reconocido con distintos galardones, entre ellos el premio Pritzker y  la medalla de oro del Instituto Americano de Arquitectos.

LE CORBUSIER(1987 – 1965)

«La geometría solucionará los problemas de la arquitectura.»

Suizo de nacimiento, su nombre real es Charles-Édouard Jeanneret-Gris, aunque es conocido mundialmente como Le Corbusier, o también ‘el padre de la arquitectura moderna’. Aunque no tuvo formación específica de la disciplina ni estudió arquitectura, eso no le impidió convertirse en uno de los grandes arquitectos del s. XX. 

Inició su andadura profesional de la mano Charles L’Eplattenier, pionero del Art Nouveau en Suiza y reconocido pintor, quien le acerco a las artes plásticas: pintura, escultura, diseño, arquitectura y letras. Porque Le Corbusier también fue un gran hombre de letras que se ganó fama de polemista con escritos y contribuciones teóricas sobre la arquitectura. En esta disciplina destacó, por encima de todo, por su estilo funcional y moderno nunca antes visto. Y es que el periodo en activo de Le Corbusier fue el primer decalustro del s.XX, periodo en el que la arquitectura aún no había evolucionado tal como la conocemos ahora: sencillez, sin ornamentación ninguna. 

Tal es así, que Le Corbusier plasmaría por escrito sus “cinco puntos de una nueva arquitectura”. Comienza con la exposición de la ‘planta baja sobre pilotis’, para una mejor conexión con los automóviles. Su segundo punto es ‘la planta libre’ para que cada arquitecto decida donde poner los cerramientos sin importar el siguiente nivel. Todo a partir de una estructura independiente que se apoya en pilares. En tercer lugar ‘la fachada libre’, a modo de estructura independiente de la estructura en sí de la vivienda. En este sentido también plantea la idea de ‘la ventana alargada’ para que esta pueda ocupar todo el ancho del inmueble y pueda aumentar la luz natural. Por último ‘la terraza jardín’ que este caso el suizo destaca que deber encontrarse en la cubierta del edificio.

Todas sus obras está recogidas en un solo conjunto, ‘Obra arquitectónica de Le Corbusier – Contribución excepcional al Movimiento Moderno’ declarado como bien cultural dentro del Patrimonio de la Humanidad.

MIES VAN DER ROHE (1886 – 1969) 

“Menos es más.”

De nombre Ludwig y como Beethoven él también fue pionero dentro de su disciplina  y época. De raíces germanas tuvo que emigrar a Estados Unidos para poder desarrollar toda la creatividad que no pudo en la escuela Bauhaus, en Alemania, donde era el director.

Una vez al otro lado del charco, Van der Rohe se convirtió en todo un referente dentro del Movimiento Moderno que desnudaba la arquitectura hasta reducirla en dos palabras: sencillez y claridad. De sus obras, más unidas a las proporciones y a la elegancia, asomaban las fachadas sin ningún pesar, y sin ocultarlas, a través una estructura de estabilidad y funcionalidad. La torre Seagram, en Nueva York y construida en el año 1958, es el máximo icono de su obra, donde resaltan el contenedor y no el contienen. Esta filosofía de estilo llevaba al germano a no establecer divisiones visibles dentro del espacio, ni si quiera con puertas. De esta manera todos los elementos tendrían una función establecida que sumado al conjunto podría aportar belleza y claridad.

 Aunque toda su carrera se dedicó a construir viviendas y espacio residenciales cuenta con varias obras a destacar. Entre ella el pabellón alemán que construyó para la Exposición Internacional en Barcelona 1929 y que aún puede visitarse (una réplica) en la ciudad Condal. La Nueva Galería de Arte Nacional de Berlín, de 1968, también lleva la firma del alemán: una gran superficie de piedra cubierta por una estructura metálica y sujeta por pilares y con un cerramiento de vidrio. Puro sello Van der Rohe.

Si quieres conocer más artículo sobre arquitectos top del momento en españa te recomiendo este.